• Maite Lopez Pino

La leche de los sueños triunfa en la Bienal de Venecia


Simone Leigh, Belkis Ayón. En el centro, escultura de Simone Leigh (* 1967, Chicago, USA.). En las paredes, obras de Belkis Ayón (1967 - 1999, Havana, Cuba)

Italia honra al arte en Venecia, específicamente en la 59 edición de la Exposición Internacional de Arte que se está llevando a cabo actualmente en ese bello lugar. Y es que la 59ª Exposición Internacional de Arte de La Biennale di Venezia, titulada “La Leche de los Sueños” está causando sensación y estará abierto hasta finales de noviembre de 2022, en los Giardini y el Arsenale; el trabajo de comisariado corre a cargo de Cecilia Alemani y fue organizado por La Biennale di Venezia, presidida por Roberto Cicutto.


En 2021, La Biennale di Venezia lanzó un plan para reconsiderar todas sus actividades a la luz de reconocidos y consolidados principios de sostenibilidad ambiental. Para este año, la meta es extender el logro de la certificación de “neutralidad carbono”, que fue obtenido en 2021 para el 78º Festival Internacional de Cine de Venecia, a todas las actividades programadas de La Biennale, que incluyen la 59 Muestra Internacional de Arte, el Teatro, Festivales de Música y Danza y el 79º Festival Internacional de Cine de Venecia.

The Milk of Dreams incluye 213 artistas de 58 países. Más de 180 de ellos nunca han tenido su trabajo expuesto en la Exposición Internacional de Arte hasta ahora

The Milk of Dreams incluye 213 artistas de 58 países. Más de 180 de ellos nunca han tenido su trabajo en la Exposición Internacional de Arte hasta ahora. Por primera vez en sus 127 años de historia, la Bienal incluirá una mayoría de mujeres y artistas no binarios. La exposición presenta obras contemporáneas y 80 nuevos proyectos concebidos específicamente para la Biennale de Arte, presentado en diálogo con varias obras históricas.

Ali Cherri, Titans, 2022, escultura de terracotta, metal y madera. Con apoyo adicional de Robert A. Matta Arts & Culture Association, [N.A!] Project; Galeria Imane Fares - Paris

La leche de los sueños toma su título de un libro de Leonora Carrington (1917–2011) –Cecilia Alemani– en el que el artista surrealista describe un mundo mágico donde la vida es constantemente re-imaginada a través del prisma de la imaginación. Es un mundo donde todos pueden cambiar, transformarse, convertirse en algo, o en alguien más. La exposición The Milk of Dreams se lleva a las criaturas del mundo de Leonora Carrington, junto con otras figuras de transformación, como acompañantes en un viaje imaginario a través del metamorfosis de los cuerpos y definiciones de lo humano.


Esta exposición se basa en muchas conversaciones con artistas, mantenidas en los últimos años. Las preguntas que emanaban de estos diálogos parecen capturar este momento en la historia cuando la propia supervivencia de la especie está amenazada, sino también para resumir muchas otras indagaciones que impregnan las ciencias, las artes y los mitos de nuestro tiempo. ¿Cómo es la definición del cambio humano? Lo que constituye la vida, y lo que diferencia la planta y el animal, humano y no humano? ¿Cuáles son nuestras responsabilidades hacia el planeta, otras personas, y otras formas de vida? ¿Y cómo sería la vida sin nosotros?

Wu Tsang, Instalación con video Of Whales, 2022. Con apoyo adicional de VIVE Arts; VIA Art Fund; Galería Isabella Bortolozzi; Antenna Space; Albyon Studio; LUMA Foundation

A medida que los visitantes recorren la exposición en el Pabellón Central y la Corderie, encuentran cinco secciones históricas más pequeñas: constelaciones en miniatura de obras de arte, encontradas objetos y documentos, agrupados para explorar ciertos temas clave. concebido como cápsulas del tiempo, estos espectáculos dentro del espectáculo proporcionan herramientas adicionales de investigación e introspección, tejiendo una red de referencias y ecos que vinculan obras de arte del pasado, incluidos importantes préstamos de museos y selecciones no convencionales, hasta las piezas de artistas contemporáneos en el espacio circundante.


Este amplio enfoque rastrea parentescos y afinidades entre métodos y prácticas artísticas, incluso a través de generaciones, para crear nuevas capas de significado y unir el presente y el pasado. Lo qué emerge es una narrativa histórica que no se construye alrededor de sistemas de herencia directa o conflicto, sino en torno a formas de simbiosis, solidaridad y hermandad”. La Leche de los Sueños fue concebida y organizada en un período de enorme inestabilidad y incertidumbre, ya que su desarrollo coincidió con el estallido y propagación de la pandemia del COVID 19.

Simone Fattal, Esculturas By the Tigris (I) y By the Tigris (II), 2022, en cerámica de gres. presentadas en el Central Pavilion, Giardini

La Biennale di Venezia se vio obligada a posponer esta edición un año, un evento que sólo había ocurrido durante las dos guerras mundiales desde 1895. Así que el hecho mismo de que puede inaugurar esta exposición es algo extraordinario: su inauguración no es precisamente el símbolo de un retorno a la vida normal, sino el resultado de un esfuerzo colectivo que parece casi milagroso. Durante estos interminables meses frente a la pantalla, he reflexionado la cuestión de qué papel debería jugar la Exposición Internacional de Arte en este histórico coyuntura.


La Bienal resume todas las cosas que hemos echado tanto de menos en los últimos dos años: la libertad de conocer gente de todo el mundo, la posibilidad de viajar, la alegría de pasar tiempo juntos, la práctica de la diferencia, la traducción, la incomprensión y la comunión. La leche de los sueños no es una exposición sobre la pandemia, pero inevitablemente registra la convulsiones de nuestra era. En tiempos como este, como la historia de La Biennale di Venezia claramente espectáculos, el arte y los artistas pueden ayudarnos a imaginar nuevos modos de convivencia e infinitas nuevas posibilidades de transformación.”

Andro Eradze, Raised in the dust, 2021, video en 4K, Biennale College Arte, La Biennale di Venezia

“La Exposición de Cecilia Alemani imagina nuevas armonías, hasta ahora impensables convivencias y soluciones sorprendentes –dijo el presidente Roberto Cicutto– precisamente porque se alejan del antropocentrismo. Un viaje al final del cual no hay perdedores, sino donde se gestan nuevas alianzas, generadas por un diálogo entre diferentes seres (algunos quizás incluso producidos por máquinas) con todos los elementos que nos presenta nuestro planeta. Cecilia nos dice que hay una mayoría de mujeres artistas y sujetos no binarios, una elección que avala porque refleja la riqueza de la fuerza creativa de nuestro tiempo”.


Fotos cortesía La Biennale di Venezia

45 views0 comments