top of page
  • Maite Lopez Pino

Reviviendo la magia en el centenario de las 24 horas de Le Mans

Updated: Jun 30


f1 car in the race track

Un siglo de emociones se envuelve en el aire mientras las 24 Horas de Le Mans celebraban su edición más memorable. En la tierra francesa, Ferrari, Porsche y Cadillac se enfrentaron a Toyota que llegó con mucha ventaja pero perdió a manos de Ferrari. El corazón del público se aceleró junto a los motores de todos los vehículos al contemplar el regreso de los legendarios que añadieron un toque de nostalgia y glamour a este mágico evento.


Esta 91ª edición, que marca el centenario desde aquel debut inolvidable de la carrera de resistencia más célebre del automovilismo, sirvió como regreso para firmas de la talla de Peugeot, Cadillac, Porsche y, sobre todo, Ferrari, después de cincuenta años de ausencia. La legendaria escudería italiana volvió a la competición con un único objetivo en mente: ganarla. Así lo afirmó con determinación Pierre Fillon, presidente del Automóvil Club del Oeste de Francia (ACO), el organizador de esta prueba de ensueño.

Antonio Fuoco from the Ferrari group posing for a picture
El italiano Antonio Fuoco participó en el equipo de Ferrari y aunque tuvo problemas técnicos, logró posicionarse entre los primeros

El regreso de estos fabricantes se debe, en parte, a las nuevas reglas que permiten que los mismos coches compitan tanto en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) como en el campeonato estadounidense IMSA. Un compromiso que va más allá de las pistas y que hace palpitar los corazones de los aficionados. Alrededor del mítico circuito de 13,629 kilómetros, se reunieron aproximadamente 300,000 espectadores, quienes ansíaban revivir los momentos llenos de pasión y adrenalina.


Pero en esta ocasión, la victoria en Le Mans adquirió un significado aún más especial. Brendon Hartley, Sebastien Buemi y Ryo Hirakawa, al volante del Toyota N.8, defendieron el título con la esperanza de subir al punto más alto del podio y así inscribir sus nombres en la historia centenaria de esta carrera mítica pero se quedaron con las ganas.

Sin embargo, los ojos y los corazones se desviaron hacia Ferrari y su regreso anhelado. “Vamos a intentar presionarles”, declaró con determinación Antonio Giovinazzi, ex piloto de Fórmula 1.

a crowd watches a yellow car pass by them in a racing event
El corazón del público se aceleró junto a los motores de todos los vehículos al contemplar el regreso de los legendarios que añadieron un toque de nostalgia y glamour a este mágico evento.

En una carrera que abarca 24 horas, cualquier cosa puede suceder, y todos los equipos tienen la oportunidad de luchar por la victoria. En esta ocasión Le Mans contó con 62 coches inscritos, máquinas de ensueño que desafiaron los límites. Además de los impresionantes Hypercars, vimos prototipos en la categoría LMP2 y emocionantes competidores en la LMGTE Am, en este espacio los pilotos aficionados se unieron a los profesionales en una muestra de verdadera pasión por las carreras. Y entre ellos, un coche “innovador” se hizo presente, con tres pilotos que lo condujeron, entre ellos el querido campeón mundial de Fórmula 1 de 2009, Jenson Button.


El reloj se acerca a ese momento mágico. La salida de la carrera de las 24 Horas de Le Mans

se dio a las 16:00 (14:00 GMT) por alguien que, en sí mismo, encarnaba la grandeza del deporte y la determinación de perseguir los sueños: LeBron James, el legendario cuatro veces campeón de la NBA de básquet. Fue un momento emotivo, cargado de significado, que unió el pasado y el presente en un instante eterno.

limited edition rolex for le mans
Rolex presentó durante el evento una edición limitada de su reloj Daytona para celebrar el centenario de Le Mans

Y, retomando el tema del lujo y los autos, resulta imprescindible hablar de Rolex, la casa de relojes tiene una relación histórica y de larga data con las 24 Horas de Le Mans. La marca suiza de relojes Rolex ha sido un patrocinador oficial y cronometrador de la legendaria carrera de resistencia durante varias décadas. Rolex ha estado presente en Le Mans desde 2001, brindando su apoyo y asociándose con el evento para realzar su prestigio.


Como cronometrador oficial, Rolex se encarga de medir el tiempo preciso y registrar los récords en cada edición de las 24 Horas de Le Mans. Además, el reloj Rolex se ha convertido en un símbolo reconocido en el mundo de las carreras y se entrega al equipo ganador de cada categoría, así como a los pilotos destacados.

two racers smiling in front of sparklers while holding a trophy
Ben Keating puso el único Chevrolet Corvette C8.R en la primera posición por 1,5 segundos durante la sesión de Hyperpole

Por eso fue tan especial este evento, mientras los motores rugían y las luces se encendían, el corazón de Le Mans palpita con fuerza. Es un homenaje a un siglo de historia, a los pilotos valientes y a las máquinas poderosas que han dejado su huella en cada curva. Ese fin de semana, las 24 Horas de Le Mans brillaron con un resplandor especial, envolviendo a todos los presentes en un aura de nostalgia y emoción. Todos Lanzado en conmemoración del 100º aniversario de las 24 Horas de Le Mans, esta versión del Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona se presenta en una caja Oyster de 40 mm y un brazalete Oyster en oro blanco de 18 quilates. Cuenta con un bisel Cerachrom en cerámica negra orlado por un fino ribete, también de oro blanco de 18 quilates, una de las modificaciones presentadas en 2023 con motivo de los 60 años de este cronógrafo.


En la escala taquimétrica podrás encontrar un número 100 coloreado con cerámica roja, que evoca el centenario de las 24 Horas de Le Mans. La carátula negra con contadores blancos se inspira en una esfera histórica de Rolex.


two men hold a trophy in front of a crowd as they celebrate a win
Paul-Loup Chatin llevó al equipo IDEC Sport a ganar el primer puesto en la categoría LMP2

a racing car being fixed for maintenance in preparation for the race

porsche team posing for a picture with their cars
Foto oficial del equipo de Porsche/Penske Motorsport, conducido por Felipe Nasr, Mathieu Jaminet y Nicholas Tandy

fighter jets create the french flag as they fly above a roaring crowd of racing fans

Fotos cortesía de Le Mans




bottom of page