• Lisbet Fernandez-Vina

Tatiana Pernetti mantiene vivo el legado de su padre en Caffe Abbracci



Por más de 33 años, Caffe Abbracci ha abierto sus puertas diaramente para recibir a la crème de la crème miamense. En los últimos dos años se ha extrañado la presencia de su propietario, el popular restauranteur Nino Pernetti que perdió su vida hace solo cinco meses, tras una larga batalla con el COVID-19. A Nino le sobreviven sus hijas Tatiana y Katerina, y su ex esposa Marlen Pernetti. Tatiana, su hija mayor, quedó encargada del manejo del restaurante tras su muerte, misión que aceptó en cuerpo y alma. Recientemente tuvimos la oportunidad de fotografiarla en Caffe Abbracci y conversar con ella sobre su planes futuros y como ella y su familia están manteniendo viva la memoria de su padre, día tras día.


¿Cuan difícil ha sido para ti esta gran pérdida?

Ahora en enero, van a ser 2 años desde que mi padre fue hospitalizado, y estos han sido los más difíciles de mi vida. Mi padre fue hospitalizado mientras yo estaba en la Universidad de Notre Dame en Indiana y pasé los siguientes tres meses de mi verano cuidando de él antes de entrar en la Universidad de Georgetown para comenzar mi carrera de abogada. Siempre he querido estudiar derecho corporativo internacional, sin embargo, al final de ese verano de 2021, me encontré considerando renunciar a la facultad de derecho para administrar Caffe Abbracci a tiempo completo. Le pregunté a mi papá, cuya condición estaba empeorando, si quería que me quedara. Él sacudió la cabeza. Mi padre siempre nos decía que trabajaba tan duro porque quería que mi hermana y yo pudiéramos seguir cualquier carrera que deseáramos, un privilegio que no se le concedió al crecer. Me encanta Abbracci y el negocio de los restaurantes, pero él sabía que mi pasión era el derecho internacional, así que me fui a Georgetown.

“Es muy emocionante cuando nos visitan celebridades. Hemos tenido la dicha de servirle a muchos VIPs, desde Lebron James hasta Madonna. Sin embargo, mi padre estaba muy orgulloso de servir a presidentes, vicepresidentes, senadores y congresistas, que visitan a Abbracci”

Mis padres se divorciaron cuando yo tenía 9 años, cuando él se enfermó llamó a mi madre, Marlen Pernetti, quien aceptó el reto de cuidarlo, especialmente mientras yo estaba en la escuela. Incluso después de años de intensas diferencias, mi padre agradeció muchísimo su esfuerzo. Ella fue una de las grandes razones por las que él pudo luchar durante tanto tiempo.


¿Hay alguna experiencia en particular de Abbracci y tu papá que te conmueve al recordarla?

Siempre es muy emocionante cuando nos visitan celebridades. Hemos tenido la dicha de servirle a muchos VIPs, desde Lebron James hasta Madonna. Sin embargo, mi padre, cuyos libros favoritos eran biografías de figuras históricas, estaba más orgulloso de servir a los presidentes, vicepresidentes, senadores, congresistas y gobernadores que visitan a Abbracci. Cuando era joven, no sabía lo que significaba ninguna de estas posiciones, excepto la de presidente de los Estados Unidos. En consecuencia, dos de mis momentos más memorables con celebridades en Abbracci fueron cuando mi padre me presentó a Bill Clinton y a George HW Bush. Y aunque no llegué a conocerlo personalmente, mi padre también sirvió a Barack Obama. Estos y otros líderes son los que han alimentado la reputación de Caffe Abbracci como un lugar donde la gente poderosa viene a comer, socializar y hacer negocios.


Recientemente, el legado de su padre fue honrado en la gala de la Fundación Comunitaria de Coral Gables, donde recibió, póstumamente, el premio Gables Beautiful. Cuéntanos sobre la experiencia. ¿Qué tan importante es este reconocimiento para ti?

Mi padre amaba a Coral Gables y le parecía la combinación perfecta del viejo y el nuevo mundo. Aquí creó experiencias únicas que alimentaron de cierta manera nuestra comunidad elevando el prestigio de la ciudad, y este premio reconoció sus esfuerzos. Él hizo que Abbracci fuera una parte integral de Coral Gables y estaba muy orgulloso de que su restaurante desempeñara un papel tan importante en la vida de tantas personas en nuestra comunidad.


¿Cómo ha sido la experiencia de tomar las riendas del negocio?

La parte más difícil ha sido mantener el negocio mientras lamento la perdida de mi padre y termino mis estudios. No ha sido fácil correr el negocio desde lejos pero siento que el equipo de Abbracci me valora más por mi compromiso y pasión por el negocio. Creo que es fácil subestimar a una mujer joven sin experiencia formal en la industria de restaurantes, especialmente cuando tiene que tomar el puesto de su muy exitoso padre. Afortunadamente, todos estos años que pasé junto a mi padre le dieron la oportunidad de enseñarme sus conocimientos y trucos de administración. También terminé recientemente mis estudios en administración de empresas en una de las mejores instituciones de Estados Unidos, y estoy poniendo todos mis conocimientos a trabajar en este nuevo rol que tengo. Cuando abrió Abbracci, mi padre siempre tuvo en mente la idea de crear un espacio donde todos los clientes pudieran sentirse como en casa y yo estoy dispuesta a mantener viva esta misión.



Cuéntanos sobre el equipo de caffe Abbracci

Lo que hace que la experiencia en Abbracci sea tan especial es el equipo. Muchos de ellos han estado con nosotros desde el principio, más de 30 años. Loris Curzio, nuestro gerente general, proviene del norte de Italia. Loris mantiene nuestra auténtica personalidad italiana al mismo tiempo que garantiza el orden y la funcionalidad del equipo. Eduardo Gutiérrez, nuestro gerente de día, tiene un encanto y personalidad que mantiene a nuestros clientes sonriendo desde el momento en que entran el restaurante. Nuestro chef ejecutivo Elmer Moreno deslumbra a los clientes con sus coloridos y sabrosos platos, especialmente con sus creativos especiales diarios, una de las cosas que nos destaca de la competencia.

“Con Abbracci, mi padre tuvo la idea de crear un espacio donde todos los clientes pudieran sentirse como en casa y yo estoy dispuesta a mantener viva esta misión”

Y el chef Mauro Bazzanini, que se formó formalmente en Italia, se asegura de que cada plato esté perfectamente equilibrado y creado al estilo de la alta cocina tradicional italiana. Por su parte Luis “Lucho” Cuba, nuestro Jefe de Bartender, está encargado de crear las más deliciosas bebidas y no escatima en la cantidad que sirve en cada copa! Todos estos miembros del equipo, han estado con nosotros durante unos 30 años, desde antes de que yo naciera. Me han visto crecer. Son como una familia para mí.


¿Qué podemos esperar en Abbracci para la temporada festiva?

Mi época favorita del año en Abbracci fue y siempre será la víspera de Año Nuevo. Siempre hemos hecho una gran fiesta, las sillas y las mesas en el área del bar se reemplazan con una pista de baile de madera, las paredes se cubren de globos y otros adornos, y nuestra típica lista de música romántica italiana se reemplaza por música bailable. Recuerdo que mi hermana y yo teníamos que escuchar el CD que mi padre hacía para la fiesta de Año Nuevo en repetición durante todo el mes de diciembre, en el automóvil, en su apartamento, etc.


El disfrutaba mucho escogiendo la música perfecta. Desde que yo tenía 15 años (el primer año que me permitió participar), a las 11:00 p.m. comenzábamos a repartir sombreros, collares de cuentas, y matracas y mi papá anunciaba la hora cada 15 minutos hasta que llegaban las 12. El año pasado reanudamos la fiesta después de la pandemia y estamos muy entusiasmados de seguir su tradición este año y por muchos años más.


Fotografías por Nelson Delgado

1,128 views0 comments

Recent Posts

See All