top of page
  • Lisbet Fernandez-Vina

Tur Kitchen: Magia mediterránea en el corazón de Coral Gables



Tras una recatada fachada en la avenida Giralda de Coral Gables, encontramos el paraíso de sabores que es TUR Kitchen. Al frente de la oferta culinaria se encuentra el Chef Christian Chirino, nativo de Antofagasta, Chile, quien se enamoró de los sabores, texturas y posibilidades inherentes de la cocina mediterránea durante su primer trabajo profesional en París. “La cocina mediterránea fue mi primer paso después de la escuela. Los años que pasé entrenándome en el extranjero guiaron la evolución de mi estilo de cocina y mi crecimiento profesional”, nos explicó el talentoso chef que estará participando próximamente en el evento Steak and Whiskey del SOBE WFF, el viernes 24 de febrero.


El restaurante, que abrió sus puertas al principio del 2020, pasó un sinnúmero de tribulaciones antes de establecerse completamente a causa de la pandemia. Liderando el equipo y asegurándose que los comensales estén disfrutando al máximo, se encuentra el sommelier certificado y administrador general Luca Delogu, quien nos extendió una cordial bienvenida.


El administrador general Luca Delogu junto al Chef Christian Chirino

Un aspecto único del concepto culinario de TUR Kitchen, como lo evidencia la guía de abastecimiento debajo de cada menú, es su dedicación a los productos locales y de temporada. “Me apasiona darle protagonismo a los productos locales. Mi filosofía de que ‘menos es más’ me lleva siempre a buscar el balance perfecto en términos de sabor y textura”, cuenta Chef Christian sobre su particular estilo, palabras que se confirman en cada uno de sus perfectamente equilibrados menús de degustación. Su pasión por la perfección lo motiva a abastecer el restaurante diariamente con ingredientes sostenibles y locales, los cuales acompañan cada plato.


En el menú encontrará una gran diversidad de sabores en deliciosos platillos para compartir en familia. En nuestra más reciente visita quedamos fascinados con varios platos, entre ellos el Lavash, horneado por encargo y servido con Maldon, creme fraiche y mantequilla graneada con sal de mar y pimienta de Alepo.



Otro maravilloso plato que causó sensación en la mesa fue el Pide, un delicioso pan plano relleno con diferentes ingredientes, como los camarones de Key West, champiñones locales orgánicos, berenjena y cordero estofado. De igual manera disfrutamos del Manti, sabrosos dumplings turcos rellenos de cordero y revestidos con Labneh, tahini y pistachos finamente picados y del pulpo con papas fingerling, granos de cacao con jalapeño y aceitunas. Como plato principal le recomendamos probar las chuletas de cordero, saturadas con té de menta marroquí, perfectamente asadas a la parrilla y servidas con puré de zanahorias, papas doradas de Yukón y guisantes verdes.


La recomendación del chef es probar sus platos a base de champiñones. “Nuestros champiñones de la granja Gratitude Garden Farm, son sorprendentes”, nos comentó. “Yo los uso en muchas recetas, tanto a la parrilla, horneados, fritos, crudos… hasta decoro el comedor con ellos y a todos les encantan”. Además de champiñones, el local está decorado con elementos naturales y orgánicos que le confieren un aire diáfano y muy acogedor. “Creo que la palabra que mejor explica nuestro restaurante en toda su expresión es transparencia”, agregó Chef Christian a modo de resumen. “En el comedor te rodea una pared viva que muestra ingredientes frescos de estación, los mismos productos que compramos localmente y que usamos a diario. También el concepto de cocina abierta es un reflejo de nuestra filosofía. Todo en total transparencia”.


Cortesía de Tur Kitchen


21 views0 comments
bottom of page